Es una de las grandes cuestiones que la fotografía digital ha traído al mundo. Y no es que no se retocaran las fotos en analógico, que se hacía, en el laboratorio, pero no había las mismas posibilidades que hoy en día.
Primero vamos a explicar que es el purismo en fotografía. Se trata de una corriente para la que tomar una imagen no significa "manipularla". En ella, las fotos han de ser tomadas en la cámara y sólo en la cámara, usando todas las herramientas disponibles (flashes, filtros, black card, y todo lo que imaginemos), nunca recortando, clonando o modificando partes en concreto de las imágenes en edición. Aunque hay que decir que hoy en día las cámaras, en su funcionamiento interno, ya manipulan y retocan las fotografías.
Para otros, la fotografía es una forma de arte en la que importa el resultado final, no como se haya conseguido, y en cierta manera parece acercarse más a la pintura. De hecho mucha gente los llama pictorialistas.
Yo, como muchos, entiendo la fotografía como un medio de expresión (o comunicación), con el que intentamos transmitir un mensaje, una sensación, un estado de ánimo al que la observa. O simplemente conservar en el tiempo algún momento vivido. Y eso, al final, es indiferente de como lo hayas conseguido.
También hay que tener en cuenta que el purismo muchas veces significa desembolso (sobre todo en naturaleza). Cámaras con mucho rango dinámico, filtros, flashes, objetivos luminosos, y muchos accesorios que significan dinero. Mientras que en edición podemos hacer un degradado de exposición fácilmente (y gratis), en el campo necesitaremos un filtro degradado (normalmente se llevan varios en función de los pasos de luz), un portafiltros y una anilla del diámetro de nuestro objetivo. Y todas estas cosas no son baratas.
Pudiera parecer que soy contrario al purismo, pero realmente creo que estoy más cerca de él , aunque no tanto por lo que significa, si no más bien porque lo que más me gusta es hacer fotos, tener la cámara en la mano y mirar, y me satura tener que estar retocando durante 15, 30 ó 45 minutos (o mucho más) una fotografía. Prefiero estar ese tiempo sacando fotos. Yo le dedico de media 5 min a cada foto entre lightroom y photoshop y apenas toco un poco de los ajustes básicos, aunque no me tiembla la mano si tengo que reencuadrar, clonar o aplicar un filtro degradado.
De hecho, no utilizo apenas filtros, polarizador y densidad neutra de 8 pasos, poco más, por varias razones. No quiero cargar más peso del necesario en la mochila porque en mi caso creo que me deja disfrutar menos (y lo dice alguien que hace un tiempo iba hasta los dientes de equipo). Además, considero que son los únicos filtros que no se pueden imitar en procesado, ya que no podemos hacer una exposición larga en photoshop o eliminar los brillos de la hojas en el interior de un bosque en un día de lluvia. Tampoco uso flashes, black cards, vaselinas y demás artilugios, por los mismos motivos. Viajo ligero. Incluso, Ilevo muy pocas ópticas, la mayoría de mis fotos se hacen con un 24 - 105 mm y un 90 mm macro.
Esa sencillez es la que quiero en mi fotografía. Al final, creo que no es tan importante como llegues a obtener una imagen, sino cuanto disfrutes haciéndolo. 

You may also like

Back to Top