Voy a intentar no meteros una chapa infumable (este tema se presta mucho a ello) y me voy a centrar más en la parte compositiva del color aplicado a la fotografía, ilustrando el artículo con fotos y evitando definiciones tediosas. Aún así habrá partes más densas o difíciles de comprender, pero considero que es absolutamente básico si queréis componer mejor hacer un esfuerzo para entenderlo.

El círculo cromático
Muchos de vosotros habréis visto este famoso círculo por internet ,o en algún libro. Lo que seguro que muchos no sabréis es que hay varios de ellos, algunos clásicos y otros más actuales. Yo en concreto uso, por lo que he leído a otros autores, y por estar relacionado con lo que realmente ven nuestros ojos (nuestros conos detectan rojo, verde y azul), el llamado círculo cromático natural. Es el que podéis ver en la imagen de abajo. En él se muestran los colores primarios y los que se obtienen de su mezcla. Así, los primarios son el rojo, verde y azul en la síntesis aditiva del color (en la que el resultado de unirlos es el blanco puro), y amarillo, magenta y cían en la síntesis sustractiva (en la que la suma de ellos es el negro puro). 
Una de las cosas que tener en cuenta es que el círculo representa los colores con su máxima saturación, sin tener en cuenta las otras dos propiedades del color, esto es, tono y luminosidad, por lo que tendremos muchas variantes del mismo si las añadimos a la ecuación. 
La otra es que podemos dividir el cículo en dos grupos de colores, los cálidos y los fríos.
Las propiedades del color
Los colores tienen tres propiedades principales:
 - El tono o matiz: es el color como los conocemos, azul, naranja, verde, ... normalmente llamamos colores a los tonos en sí y coinciden con los del círculo cromático.
 - La saturación: se puede definir como la intensidad o pureza del color respecto al gris neutro. A medida que desaturamos nos acercamos a ese gris neutro. Abajo vemos el círculo cromático con los colores desaturados al 50 %.
 - La luminosidad: es la cantidad de brillo que tiene un color y define los colores claros y oscuros. Abajo vemos el círculo cromático con los colores con una luminosidad del 50 %.
Las armonías de color y el contraste
Llega el momento de usar todos estos colores en nuestras fotografías y decidir que es lo que queremos transmitir al capturar la imagen. Por un lado tenemos la armonía, que la conseguiremos con los colores adyacentes en la rueda, y por el otro el contraste, que lo conseguiremos utilizando colores complementarios, es decir, aquellos que se sitúan en lados opuestos de la rueda. 
En cuanto a la armonía tendremos tres tipos:
 - La armonía monocromática, en la que solo tenemos un tono en la imagen y las diferencias serán resultado de variaciones en la saturación y luminosidad de dicho tono. Son fotografías muy agradables ya que nuestro cerebro no necesita procesarlas demasiado. 
 - La armonía que se produce al combinar solo colores cálidos o fríos en nuestra imagen.
 - La que se genera con colores adyacentes en la rueda. Es decir, con tres colores que se encuentren seguidos en el círculo. Se denomina armonía análoga.
Hay que tener en cuenta que en las armonías pueden aparacer el blanco y el negro en escala de grises. Además, tenemos que tener en cuenta también que cuanto menos saturados estén los colores más fácil es que armonicen entre ellos. 
En el lado opuesto, si queremos que haya un contraste en la imagen utilizaremos colores complementarios, que se encuentren en lados opuestos de la rueda. Así conseguiremos mayor impacto y dinamismo. En el gráfico estarían representados por la flechas que muestran direcciones opuestas. Este contraste aumenta a medida que se aumenta la saturación de dichos colores. 
También conseguiremos unos vistosos contrastes con lo que se llaman las triadas. Estas se consiguen utilizando colores que se encuentran formando triángulos equiláteros dentro de la rueda de color. En el gráfico se puede ver una de esas triadas que formarían el rojo, el verde y el azul. A medida que vayamos girando ese triángulo iremos obteniendo las distintas triadas de color. 
Peso y atracción visual del color
A pesar de que tenéis toda la información sobre peso visual y atracción visual en estos enlaces, voy a repetirlo aquí para completar este artículo sobre el color. 
En cuanto al peso visual se podría establecer una especie de jerarquía en la que atraerían más los colores más cálidos (el que más lo hace es el rojo) y menos los colores más fríos. La serie quedaría de mayor a menor atracción así: rojo - rosa - amarillo - naranja - morado - verde - azul. 

🔴🟡🟠🟣🟢🔵

Los colores tienen su propio orden según el cual unos pesan más que otros. En general, los cálidos pesan más que los fríos, aunque hay una excepción, y es que el amarillo, por su relación con la luz, es el que menos pesa, ya que la luz no pesa nada en la realidad. De esta manera podemos ordenarlos a grandes rasgos de la siguiente manera de mayor a menor peso: rojo - naranja - morado - azul - verde - amarillo. 

🔴🟠🟣🔵🟢🟡

Si atendemos a su luminosidad tendremos también que tener en cuenta que los oscuros pesan más que los claros, y en cuanto a su saturación, cuanto más saturados sean más pesan.
Comentarios finales
En general, cuantas menos colores tengamos en nuestras fotografías será más fácil ordenarlos y que la imagen final funcione. Esto es debido a que el color distrae mucho y tiene mucho poder de atención. Además, nuestro cerebro siempre quiere simplificar las cosas y trabajar lo menos posible con lo que cuando en las fotos tenemos muchos colores nos cuesta más procesarlas.
Back to Top